Hechos de la epilepsia: enfermedades del mundo

Descripción

La epilepsia es un trastorno cerebral que causa convulsiones violentas recurrentes entre las personas infligidas. Según la Fundación para la Epilepsia, antes de un ataque epiléptico, una víctima a menudo experimentará pánico, pérdida o visión borrosa, sensaciones extrañas, aturdimiento emocional, pensamientos acelerados y otros sentimientos desagradables. Cuando se produce un ataque, se caracteriza por convulsiones, pérdida de control de la orina o heces, sudoración, dilatación de la pupila, mordedura de la lengua debido a apretar los dientes, espasmos musculares, alucinaciones, lapsus de memoria, olores inusuales y pérdida de conciencia. Después de un ataque epiléptico, una persona generalmente estará aturdida, tardará en responder, tendrá náuseas y estará sedienta, adormecida, avergonzada y fatigada. Las convulsiones también pueden provocar lesiones corporales.

Transmisión

Las posibles causas de la epilepsia incluyen lesiones cerebrales o cerebrales, así como enfermedades o desarrollo cerebral anormal genético o adquirido. Según la Sociedad de Epilepsia del Reino Unido, la meningitis, el accidente cerebrovascular, la enfermedad de Alzheimer y los tumores causan un tipo de trastorno llamado epilepsia sintomática. También hay epilepsia idiopática, que se transmite a través de la herencia genética. Los ataques epilépticos también dependen del umbral de ataque genético de cada persona. Las personas con umbrales de convulsiones bajos son más susceptibles a los ataques epilépticos, ya que sus cerebros tienen menor resistencia a ellos. El daño cerebral causado por una lesión o infección severa también reduce el umbral de convulsiones de una persona normal, haciéndolos propensos a la epilepsia. La epilepsia criptogénica se refiere a cuando no se puede determinar una causa particular de la epilepsia de una persona.

Letalidad

Entre los epilépticos, la muerte súbita e inesperada es la causa más común de muerte relacionada con la enfermedad. Según un informe de la Fundación para la Epilepsia, las personas que padecen epilepsia tienen entre 1, 6 y 3 veces más probabilidades de morir que las personas normales. Para los niños con epilepsia, su riesgo de mortalidad es mayor en comparación con los niños que no la padecen. Las personas con epilepsia criptogénica probablemente mueran 2 años antes de lo anticipado en promedio. Aquellos cuyas causas de ataques epilépticos son conocidas pueden morir 10 años antes de lo que se podría anticipar a partir de las normas donde viven. Las lesiones, como las causadas por caídas, asociadas con ataques epilépticos pueden causar, o resultar en, condiciones que conducen a la muerte.

Predominio

Según la Fundación para la Epilepsia, la epilepsia afecta a más de 65 millones de personas en todo el mundo. Representa el 0, 75 por ciento de la carga mundial de enfermedades, en términos de años de vida de calidad perdidos. La epilepsia es la cuarta condición neurológica más común y más frecuente entre los hombres que entre las mujeres. Una de cada cien personas en los EE. UU. Ha sido diagnosticada con algún tipo de epilepsia, o de lo contrario ha sufrido un ataque no provocado. El trastorno afecta a personas de todas las edades, pero es más común en los dos extremos del espectro de edad a nivel mundial, y afecta de manera desproporcionada a niños pequeños y ancianos. Anualmente, 48 de cada 100, 000 personas desarrollan epilepsia. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi el 80 por ciento de los epilépticos viven en países de ingresos bajos y medios.

Tratamiento

Las convulsiones epilépticas pueden controlarse con medicamentos antiepilépticos (FAE), aunque en la actualidad no pueden curarse. Tales drogas, según la Sociedad de Epilepsia del Reino Unido, han controlado las convulsiones hasta en un 70 por ciento de las personas que las usan. Los AED funcionan al reducir la actividad eléctrica excesiva en el cerebro, que es la causa de las convulsiones. Para los niños que no responden a los AED, los expertos médicos recomiendan una dieta cetogénica. Tales dietas son altas en grasa, bajas en carbohidratos y proporcionan niveles controlados de proteínas, y se planifican de acuerdo con un plan de dietistas calificado. La estimulación del nervio vago es otro tratamiento para la epilepsia, en el que se envían simulaciones eléctricas leves al nervio vago, en un esfuerzo por reducir la frecuencia, la duración y los resultados negativos de las convulsiones. La cirugía cerebral y la simulación cerebral profunda son otras formas de tratamiento disponibles actualmente.

Recomendado

¿Es segura la energía nuclear?
2019
¿Qué océano es el más grande?
2019
¿Cuál es la moneda de las Bahamas?
2019