Vacunación contra el sarampión en todo el mundo

El sarampión (también conocido como morbilli o rubéola) es una infección viral que puede causar diarrea severa, encefalitis, neumonía y otros efectos secundarios letales. En el año 2014, hubo cerca de 114, 900 muertes causadas por el sarampión en todo el mundo, lo que se traduce en un promedio de 314 muertes por día. No obstante, la medicina moderna ha hecho grandes avances en la lucha contra el sarampión en las últimas décadas. De hecho, hubo una disminución del 79% en las muertes relacionadas con el sarampión entre los años 2000 y 2014 a nivel mundial. Muchos países han tomado medidas importantes para garantizar que todos los niños estén inmunizados contra esta enfermedad. Los brotes de sarampión se propagan muy rápido porque la enfermedad es causada por un virus que es altamente contagioso, lo que hace que la necesidad de inmunización sea aún más apremiante.

Estándares más altos de inmunización para un nuevo milenio

La Organización Mundial de la Salud dio a conocer un programa ambicioso en el año 2010 para ayudar en el proceso de erradicación de la enfermedad. Algunos de los hitos establecidos incluyeron el aumento de las rutinas de inmunización para niños menores de un año en todas las partes del mundo, la reducción y el mantenimiento de la incidencia anual del sarampión y la reducción de la mortalidad infantil en casi el 95% de las estimaciones de dichos totales del año 2000. Algunos países están mucho más avanzados en el camino hacia la eliminación completa del sarampión y han logrado un gran éxito en la inmunización de niños entre 12 y 23 meses. Se han implementado medidas para impulsar esta agenda, y los resultados se evidencian en los pocos casos de brotes de sarampión reportados en dichos países.

Historias de éxito global en la inmunización contra el sarampión

Muchos países desarrollados con sistemas de salud robustos han logrado una tasa de inmunización cercana al 100% contra el sarampión en niños. China y otros países que han asumido la responsabilidad de brindar atención médica gratuita a los niños se han acercado a tasas de éxito casi absolutas. La mayoría de los países europeos también se encuentran en esta categoría, debido a los sistemas de salud eficientes y la alta disponibilidad de fondos para brindarles mejores servicios de salud. La buena voluntad política también ha desempeñado un papel clave para garantizar que los ejercicios de vacunación de rutina se lleven a cabo en algunos países de bajos ingresos, como también se ha visto en la asistencia médica a Nicaragua y Bielorrusia. Otras economías de bajos ingresos, como Tanzania, han soportado la peor parte de las peores epidemias de sarampión en las últimas décadas, y están trabajando diligentemente para prevenir futuros brotes. Estos países han implementado medidas para reducir el número de infecciones por sarampión a través de una combinación de vacunas de rutina, saneamiento y educación de salud pública. Con este fin, han reducido considerablemente las muertes relacionadas con el sarampión entre los bebés.

Las tasas de brotes de sarampión se han reducido constantemente en todo el mundo durante un buen período de tiempo. La cantidad de muertes por el virus también se ha reducido, a medida que los países encuentran más formas de reducir las nuevas infecciones y mantienen un número menor de casos existentes. Incluso sin fondos suficientes, algunos países han logrado mantenerse al tanto del problema y se han asegurado de que casi todos los niños de entre 12 y 23 meses de edad estén inmunizados contra esta enfermedad mortal. A medida que disminuye el número de infecciones, la falta de atención atenta y la complacencia posterior pueden comenzar a aparecer, lo que potencialmente podría revertir algunos de los logros alcanzados a lo largo de los años. Mantener el progreso y garantizar la inmunización de los bebés es la única forma de ganar esta lucha.

Ganando la guerra contra el sarampión

A algunos países les ha ido muy bien en la lucha contra el sarampión, incluso con recursos muy limitados. Todo depende de lo que el gobierno considere más digno de su atención y de la diligencia con que los médicos en los países estén dispuestos a trabajar. Debido a que la Organización Mundial de la Salud desempeña un papel muy importante para ayudar a los gobiernos en su búsqueda de erradicar el sarampión, la coordinación con la OMS es un componente integral de los esfuerzos respectivos de muchos países. Al final, la inmunización de todos los niños pequeños del mundo es una visión realizable, pero solo con el esfuerzo concertado de todas las partes involucradas.

Países con las mayores tasas de vacunación contra el sarampión

  • Ver la información como:
  • Lista
  • Gráfico
RangoPaísTasa de inmunización del sarampión (%)
1Bahrein99%
2Bielorrusia99%
3China99%
4Cuba99%
5Republica checa99%
6Guayana99%
7Hungría99%
8Corrí99%
9Kazajstán99%
10Luxemburgo99%
11Maldivas99%
12Mónaco99%
13Marruecos99%
14Nicaragua99%
15Omán99%
dieciséisKatar99%
17Corea del Sur99%
18Santa Lucía99%
19San Vicente y las Granadinas99%
20Seychelles99%
21Sri Lanka99%
22Tailandia99%
23Turkmenistán99%
24Tanzania99%
25Uzbekistán99%

Recomendado

¿Qué es el milenarismo?
2019
Lago Titicaca, Sudamérica
2019
Los principales países productores de mango en el mundo
2019