Salto Ángel, Venezuela - Lugares únicos en el mundo

Descripción

Cayendo desde una altura de 979 metros desde los recovecos del Monte Auyantepui en el Parque Nacional Canaiman, Bolívar, Venezuela, las Cataratas del Ángel son una de las maravillas naturales más singulares del mundo. Es la cascada más alta del mundo y es casi 19 veces más alta que las famosas Cataratas del Niágara. La historia detrás del nombre de esta espectacular cascada es bastante interesante. En 1933, James Crawford Angel, un aviador estadounidense, descubrió las cataratas por primera vez mientras volaba sobre ellas en un viaje en busca de oro. Las cataratas atrajeron más atención después de un incidente en 1937, cuando Ángel voló nuevamente sobre la región con su esposa y otros dos compañeros, y su avión se atascó en la cima de la Montaña Ayuantepui sobre las cataratas. Esto obligó a los cuatro a caminar por el desierto de Canaimán durante 11 días, hasta que finalmente llegaron a la civilización. La noticia de este incidente se propagó como un incendio forestal, y desde entonces exploradores de todo el mundo empezaron a interesarse por la cascada y la naturaleza que lo rodea. James Angel fue así acreditado con su descubrimiento de las cataratas, y fueron nombrados en su honor como las 'cataratas del ángel'.

Turismo

A pesar de que las Cataratas del Ángel no reciben una gran afluencia turística debido a su ubicación remota, los que se atreven a aventurarse en la región son altamente considerados trotamundos extraordinarios. La impresionante cascada se ubica a 160 millas al sureste de la ciudad de Ciudad Bolívar de Venezuela, mientras que la capital venezolana de Caracas se ubica significativamente más lejos (aproximadamente 1000 millas) del sitio. Las cataratas Angel se pueden ver desde un avión que vuela sobre las cataratas o se puede llegar en barco por el río Churun. Sea cual sea el modo de transporte elegido para llegar allí, el viaje a las cataratas promete mucha aventura. La mejor temporada para visitar las Cataratas del Ángel es la estación húmeda, cuando el volumen del agua que fluye está en su punto máximo, y el río Churun ​​es lo suficientemente alto como para navegar fácilmente en el bote y llegar a las cataratas. A menos que uno sea un aventurero extremo que esté listo para caminar durante días por el denso y peligroso bosque para llegar a las cataratas, los visitantes deberán reservar un paquete con uno de los operadores turísticos profesionales que operan en la región.

Unicidad

Angel Falls es único, tanto por su gran altura como por su ubicación remota en el corazón del desierto de Canaimán. Este destino tiene todos los atributos necesarios para ser designado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es popular entre aquellos aventureros y exploradores del mundo que aman ver la naturaleza en su forma más virgen. La característica geológica más sorprendente de la región de Canaimán es su característica montañas de mesa, o tepuis. Estos se formaron hace millones de años, con paredes verticales y tapas planas. Las Cataratas del Ángel, que a su vez están anidadas en los recovecos del Monte Ayuantepui, están rodeadas por un paisaje impresionante compuesto por los tepuis, las cascadas y las exuberantes tierras verdes y boscosas. La región es muy rica en biodiversidad, con una gran variedad de flora y fauna que prospera en este ecosistema único. La región de las Cataratas del Ángel también es el hogar de la comunidad nativa de Pemon, que depende de la agricultura, la caza y la pesca para su sustento. La gente de Pemon veneran a los tepuis como los protectores de su tierra natal y, según la tradición de Pemon, los intentos de escalar estas montañas están estrictamente prohibidos.

Habitat

El Parque Nacional Canaima, con sus vastas y verdes sabanas abiertas y espectaculares montañas de mesa ( tepuis ), se extiende sobre una gran área (alrededor de 3 millones de hectáreas) en el sureste de Venezuela, bordeando los países de Brasil y Guyana. Esta área, que alberga las Cataratas del Ángel, prospera con una flora y fauna tan diversa como única. Alrededor de 500 especies de orquídeas han sido registradas en el parque. La fauna de la región incluye una increíble variedad de mamíferos, como el oso hormiguero gigante, el jaguar, el tapir brasileño, el armadillo gigante, el perezoso de tres dedos con garganta pálida y el capibara. También viven allí un gran número de especies de primates, como los monos aulladores, los monos titi, los saki de cara blanca y otros. Un gran número de especies de aves también se han registrado en esta región, e incluyen el jabiru, el águila arpía, el halcón de cara negra, el periquito pintado, el guacamayo de hombros rojos, el gran tinamou y otros. Cerca de 60 anfibios y 70 especies de reptiles también prosperan en el Parque Nacional Canaima. Las serpientes con una reputación peligrosa incluyen la serpiente coral, la fer-de-lance, la boa constrictor y el bushmaster.

Amenazas

A pesar de que un viaje a las Cataratas del Ángel podría significar una experiencia de toda una vida, ciertos peligros pueden seguir a los turistas si no se adoptan las precauciones adecuadas para su uso. El crimen es una gran preocupación en Venezuela, y los informes de turistas asaltados por delincuentes no son infrecuentes. Los patógenos vectoriales, transmitidos por el agua y por el aire son bastante comunes en los bosques del Parque Nacional Canaima, lo que hace que los turistas sean susceptibles a una gran variedad de enfermedades potencialmente mortales causadas por estos patógenos. Las serpientes y sapos venenosos, y una serie de otras plantas y animales tóxicos, también prosperan en los densos bosques que rodean las Cataratas del Ángel. Un encuentro desafortunado con cualquiera de estas especies podría significar serios problemas para los visitantes de esta tierra salvaje. El follaje y los ríos que fluyen rápidamente en el Parque Nacional Canaima son a menudo inexplorados y considerados indómitos. Por lo tanto, es una práctica sabia para los turistas respetar las reglas de la tierra y escuchar las advertencias de los lugareños antes de aventurarse en un viaje de aventura a las Cataratas del Ángel. A pesar de que el Parque Nacional Canaima está bastante bien protegido por medidas de conservación, las intervenciones relacionadas con los seres humanos, como el turismo no regulado, la tala de bosques cercanos para dar cabida a la creciente población humana, los incendios forestales y la falta de personal e infraestructura suficientemente capacitados para mantener la La integridad del área continúa amenazando la biodiversidad del parque.

Recomendado

Causas principales de muerte en China
2019
¿Qué es la Unión Económica Bélgica-Luxemburgo?
2019
Sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO en Costa Rica
2019