Guía de viaje del Tíbet

El Tíbet es una región autónoma en la República Popular de China. Su capital está en Lhasa. Ubicada en la elevada meseta tibetana, es la región más alta del mundo, a veces conocida como el "techo del mundo" o el "tercer polo de la tierra". La elevación promedio mide más de 4, 000 metros (13, 123 pies).

Después de separarse de la Dinastía Qing en 1911 hasta el año 1950, el Tíbet era una nación independiente de facto antes de ser reclamado por China, de la que ha formado parte desde entonces. Sin embargo, como el Tíbet opera como su propia Región Autónoma, los métodos para visitar el Tíbet son muy diferentes de los que conlleva la visita a China. No es inusual que el Tíbet se cierre ocasionalmente a todos los viajeros extranjeros por el gobierno del gobierno chino. A continuación, se encuentra una guía destinada a ayudar a aquellos interesados ​​en visitar el Tíbet, que ofrece experiencias increíbles pero que pueden ser difíciles de navegar debido a estas restricciones especiales.

4. ¿Por qué ir?

El turismo en el Tíbet gira en torno a su paisaje, sitios religiosos, tradiciones, cultura y festivales. El Tíbet es el hogar del Monte Everest, la montaña más alta del mundo que comparte con Nepal. Algunos sitios turísticos notables incluyen el Palacio de Potala, que es un sitio del patrimonio mundial tibetano de la UNESCO, y residencia del Dalai Lama construido en el siglo VII. El palacio es un símbolo importante del budismo tibetano y su antiguo papel administrativo. El último Dalai Lama residió en el palacio hasta 1959, cuando se vio obligado a huir a la India durante el levantamiento tibetano. El palacio consta de una arquitectura única con un palacio blanco y rojo y muebles similares relacionados con las culturas y tradiciones budistas. El palacio es un destino turístico líder en el Tíbet para peregrinos y personas abiertas a explorar las prácticas budistas y apreciar su historia.

A una altura de 29, 029 pies, Everest es la montaña más alta del mundo ubicada dentro de la cordillera del Himalaya. La montaña es una famosa atracción turística para escaladores y excursionistas. El Everest presenta desafíos para la mayoría de los escaladores debido a los fuertes vientos, avalanchas y el mal de altura. Antes de escalar las montañas, se recomienda a los turistas que se muevan en equipos en caso de accidentes y que lleven suficiente oxígeno para llegar a la cima. Los desastres naturales pueden llevar a restricciones en la escalada de montañas. Por lo tanto, los turistas deben consultar con sus agencias de viajes para confirmar la accesibilidad. El Museo del Tíbet es un importante centro cultural con colecciones de artefactos y materiales tales como documentos oficiales, libros y sellos relacionados con la cultura y la historia tibetanas. Algunos artefactos son tan antiguos como 50, 000 años, incluyendo herramientas de piedra, huesos y objetos metálicos utilizados por la antigua civilización tibetana. La estructura del museo en sí es una atracción arquitectónica con su mezcla de arquitectura tradicional y moderna. Los artefactos culturales tibetanos que se muestran en el museo incluyen pinturas, esculturas, máscaras, medicina, instrumentos musicales de astronomía y calendarios. Otras atracciones famosas incluyen el Templo Jokhang, Norbulingka, el Monasterio Sera y el Río Yarlong Tsangpo, el Lago Celestial Namtso, el monasterio Tashilhunpo y el Lago Baksum Tao. Los festivales culturales que atraen a los turistas incluyen el Año Nuevo Tibetano, el Festival de Oración de Monlam, el Festival de Saga Dawa y el Festival de Shoton.

3. Requisitos especiales

El Tíbet tiene regulaciones estrictas para los extranjeros (definidas por cualquier persona con un pasaporte que no sea chino) que incluyen la adquisición de documentos especiales de viaje, restricciones a los viajes individuales y la exención de ciertos profesionales como periodistas, diplomáticos y ministros del gobierno. También hay áreas que están restringidas a todos los visitantes sin importar. Los documentos especiales de viaje requeridos por los extranjeros incluyen una visa y pasaporte chinos, un Permiso de Entrada al Tíbet, un Permiso de Viaje para Extranjeros o un Permiso Militar. La adquisición de estos documentos requiere que los turistas reserven un tour con una agencia de viajes china autorizada. Estas organizaciones ayudan a los solicitantes en la solicitud de permisos de la oficina de turismo local. Los ciudadanos de Macao y Hong Kong que tienen pasaporte SAR no necesitan necesariamente un permiso de viaje de Tíbet. Al solicitar documentos de viaje, es importante que los turistas decidan el período que desean que dure su viaje, ya que es ilegal permanecer en el Tíbet después de la expiración del período de validez del permiso. Para facilitar la solicitud de permisos y documentos especiales, es recomendable que los turistas no indiquen al Tíbet como destino para aumentar las posibilidades de solicitudes exitosas.

2. Clima

El Tíbet tiene un clima áspero con veranos frescos e inviernos extremadamente fríos. Su elevada elevación expone al Tíbet a una radiación solar muy intensa. Los meses entre diciembre y febrero son los más fríos. Por lo tanto, abril y octubre durante el verano y el otoño es el momento óptimo para visitar el Tíbet. Julio y agosto experimentan períodos de intenso sol y temperaturas cálidas, y se consideran excelentes momentos para disfrutar de los hermosos paisajes del Tíbet y experimentar la emoción de los eventos festivos durante este tiempo. Los inviernos son los peores momentos para visitar el Tíbet debido a las fuertes nevadas y los frecuentes deslizamientos de tierra que provocan el cierre de algunas carreteras, especialmente en las regiones de Kham y Sichuan Occidental. La ubicación del Tíbet en una zona sísmica activa expone al Tíbet a frecuentes terremotos de grandes magnitudes, especialmente en las zonas Chayu, Bomi-Medog-Miri, Purang, Rutog, Tsona y Damshung-Lhasa. Algunas veces, los fuertes terremotos dejan algunas áreas como las que rodean el Everest y, por lo tanto, están cerradas a las actividades turísticas. Las lluvias durante las noches de verano a menudo provocan deslizamientos de tierra que causan interrupciones.

1. seguridad

Si bien los viajes al Tíbet son generalmente seguros, al igual que en cualquier otro lugar, se recomienda a los turistas que tengan en cuenta a los pequeños delincuentes. Es recomendable que los visitantes eviten salir por la noche y tengan cuidado cuando se encuentren en zonas concurridas. Se desalientan los indicadores visibles de riqueza o de grandes cantidades de dinero. Para la seguridad personal, los viajeros deben llevar botiquines de primeros auxilios, ropa de abrigo adecuada, protector solar y bloqueador solar, y medicamentos para las enfermedades de actitud. Los visitantes deben llevar todos sus documentos oficiales y de viaje en todo momento para evitar arrestos injustificados. Los documentos sirven como documentos de identificación y prueba de entrada legal al Tíbet. Estos documentos son necesarios para asegurar el alojamiento en la mayoría de las instalaciones. Los turistas deben estar en compañía de sus guías durante las visitas a varios lugares en el Tíbet para que se les permita el acceso. Durante los momentos que el gobierno considera amenazantes, se espera que los turistas estén con sus guías en todo momento. Mientras estén en el Tíbet, los turistas deben tener cuidado de respetar las normas culturales y los tabúes. Tales prácticas esperadas de los visitantes incluyen caminar en el sentido de las agujas del reloj alrededor de santuarios o monumentos religiosos, usar tonos bajos mientras se está cerca de áreas religiosas, abstenerse de escupir en público o mostrar públicamente el afecto, respetar los objetos religiosos y vestirse decente (no se recomiendan pantalones cortos).

Recomendado

¿Cuáles son las causas y los efectos de la contaminación del aire por ozono?
2019
Amelia Earhart - Exploradores famosos del mundo
2019
¿Qué países están separados por la línea Durand?
2019